Páginas

domingo, 28 de octubre de 2012

Imagina que nos fugamos

Sí ¿por qué no? Tú y yo. 
Un domingo por la tarde y se me ocurre una locura. De repente nos veo a ti y a mí en algún país a más de 2 horas de aquí. Coger un avión y acabar donde sea con pocas maletas, una cámara de fotos y muchas sonrisas. Que me digas 'ven, vámanos, que te quiero enseñar el mundo', me cojas de la mano y simplemente huyamos. Y quizás allí, en alguna habitación de un hotel perdido de Italia, me atreva a mirarte a los ojos mientras me acerco a ti, y tú te atrevas a dar ese primer paso tan confuso. O tal vez en cualquier parque desierto de París me susurres que no puedes vivir sin mí.
Quizá sea ese el comienzo de todo o quizá no, pero lo cierto es que hoy me apetece una locura.

Si tus intenciones no son buenas, prometo escaparme contigo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario